4 planes para celebrar el mejor San Valentín en casa

Se acerca el día más romántico del año y parece que este año va a ser complicado salir a celebrarlo a un bonito sitio. Pero…¿hay algo más bonito que tu hogar? Te proponemos 4 planes para celebrar San Valentín en casa y pasar un día inolvidable.

Planes para celebrar San Valentín en casa

  1. Empieza con buen pie tu San Valentín en casa

    Comencemos a crear un día inolvidable. Aprovechemos para sorprender a nuestra pareja desde primera hora de la mañana. ¿Qué te parece un desayuno en una cama perfecta e impoluta? Quizás este año no optemos por pasar la noche en un hotel, pero tener nuestras sábanas perfectamente limpias y planchadas pueden hacerte sentir como en el Ritz, eso sí con la tranquilidad de que es tu cama. Además puedes probar hacerla como la hacen en los hoteles para darle un toque más especial. Si a todo esto le añadimos además haber descansado perfectamente sobre un colchón limpio y desinfectado, tendremos la seguridad de que tanto tú como tu pareja amanecéis de un humor inmejorable.
    Añade a todo esto una bandeja con croissants, fresas y algo de champán. ¡No hay una manera mejor de empezar el día!.

  2. Comer en el mejor restaurante

    Como en casa en ningún sitio ¿no? Así que ¿por qué no la disfrutamos como toca? A la hora de comer tienes dos opciones cocinar y hacer vuestro plato preferido o pedir comida en ese restaurante que tanto os gusta y que sirven a domicilio. Eso sí, lo que tanto os gusta de ese sitio no sólo es la comida ¿no? Lo genial de los restaurantes es la combinación de todo; textiles de tintorería, almidonados e impolutos, cubiertos alineados, flores en la mesa…Imita todo lo que te hace sentir que es un día especial, porque sin duda lo va a ser.

  3. Maratón romántico

    Llega la hora de relajarse. Pasa una tarde de cine, mantita y sofá con las pelis más románticas de la historia (o cualquier otra que tengas en mente). Eso sí, está demostrado que los olores afectan al estado de ánimo e incluso pueden ser afrodisíacos, ¿qué tal si esa mantita o incluso tu sofá tiene un olor especial ese día? Solicítalo a tu tintorería de confianza.

     

  4. Cena a la luz de las estrellas

    Si vives en una zona donde no haga frío, y cuentas con una terraza, puedes hacer este plan directamente al aire libre. En caso de no ser así, no te preocupes, monta este plan cerca de una ventana que te permita ver el cielo. Para ambas opciones necesitas una alfombra o manta limpias, que animen a tumbarse sobre ellas. Además puedes montar una especie de tienda de campaña con palos de escoba, cuerdas y una sábana para crear más intimidad. Éste será el escenario de tu picnic para la cena. Después de esto, podéis ver las estrellas juntos haciendo uso de las nuevas tecnologías para saber qué es cada una.

    Por último sólo te queda volver a esa maravillosa cama que abandonaste por la mañana y disfrutar de nuevo de un profundo sueño después de el mejor San Valentín en casa. ¿Te animas con alguno de estos planes?