Trucos caseros para no planchar la ropa nunca más

By 3 septiembre, 2019 actualidad, Consejos No Comments
No planchar la ropa
No planchar la ropa

Como ya vimos en el post sobre la solución para no llevarte tareas de vacaciones, planchar es una de las tareas más detestadas por la población. Si tú formas parte de esta mayoría que preferiría hacer cualquier otra cosa podemos echarte una mano, hoy te traemos trucos caseros para no planchar la ropa y llevarla sin arrugas.

5 trucos que te permitirán no planchar la ropa

1. Una lluvia fina acaba con las arrugas

Este consejo para no planchar la ropa requiere algo de planificación y es que deberás mojar un poco la prenda y por tanto esperar a que se seque antes de usarla. Es muy sencillo, basta con colgar la prenda de una percha y humedecerla con un pulverizador con agua. Después deja que se seque colgada, una vez seca estará perfecta para ponértela.

2. Un soplo de aire caliente

En este segundo tip echaremos mano del secador de pelo. Aplicando aire caliente sobre la arruga conseguiremos disimularla, y en caso de que sea un arruga superficial acabaremos con ella. No es el remedio más rápido, pero sin duda es más cómodo que sacar la plancha.

3. Cambia la forma de tender

Si tienes como costumbre tender la ropa y no echar mano de la secadora, este truco no te supondrá ningún tiempo extra y es bastante efectivo. Para no planchar la ropa después de estar seca, bastará con tender las prendas en percha y bastante estiradas. Cuando recojas la ropa no tendrás que pasar horas planchando.

Publicidad

4. Aprovecha la hora del té

Has leído bien, aprovecha cuando te apetezca hacer un té para no planchar la ropa. Cuando tengas la tetera caliente bastará por pasar el vapor que expulsa por debajo de las arrugas (a una distancia de 20-30 cm) y éstas desaparecerán fácilmente. Este proceso es similar a pasar una plancha de vapor sobre la arruga, pero sin tener que sacarla adrede.

5. ¡Date una ducha!

Quizás es de los trucos para no planchar más conocidos, pero lo cierto es que es el que menos trabajo lleva y es bastante efectivo. Cuando vayas a darte una ducha, coloca la prenda que quieras planchar cerca de ésta (cuidado no se moje), el vapor que salga de la ducha hará que las arrugas desaparezcan o al menos se disimulen bastante.

Está claro que estos trucos sirven para prendas puntuales y que es difícil tener toda tu ropa planchada haciendo uso de ellos, por eso si eres uno de los mortales que odian planchar quizás deberías hacer uso de las tarifas planas de planchado a domicilio que te ahorrarán tiempo permitiendo que te olvides de las arrugas para siempre. Lo hagas como lo hagas, esperamos que tu vuelta de vacaciones sea un poquito menos dura y al menos no tengas que planchar la ropa. 🙂